×
Avenida 27 de Febrero No. 329 Torre Elite, Santo Domingo DN República Dominicana Código Postal 10147

809.807.1000

info@makinas.do

×

La Eterna Roma a bordo del Alfa Romeo Stelvio

Sigue la Pasión... Síguenos

Juan Carlos García ∙ 20 diciembre, 2018

Juan Carlos García
20 diciembre, 2018

Culminamos nuestro viaje por Italia, con un imborrable recorrido por su capital y las grandezas de su historia dos veces milenaria, además de previamente visitar Milán y Florencia, cortesía de la sede mundial de Alfa Romeo, con sede en Milán y el placer de viajar por Air Europa

Majestuosa Primera Capital de la Civilización

Decir que Roma es “una de las ciudades más bellas del mundo” no es suficiente, ya que esta urbe abraza al visitante con la fuerza misma de la historia, un legado cultural único que marcó la marcha de la civilización para siempre… eso es Roma, rodeada de imponentes monumentos, edificios y barrios que hablan de un pasado esplendoroso y milenario, a bordo del Stelvio, mákina destellante de Alfa Romeo, como marca ‘pura sangre italiana’ que al igual que Roma, impuso su legando al mundo… automotriz.

Para definir a Roma pensemos en un péndulo, que se mantiene oscilando entre el arte más excelso, los capítulos más trascendentes de la Historia Humana y al vertiginoso dinamismo que impone la vida moderna. A bordo del confort Stelvio nos adentramos en la imponente capital italiana, cayendo bajo un hechizo que no desaparece jamás de la memoria, dados los impactos de sus incontables riquezas.

Su magia histórica sin parangón nos permite disfrutar hermosas imágenes, viviendo su pasado como si estuviera detenido pero respirando… no en vano ha sido bautizada como la ciudad eterna.

Increíble que Roma comenzó como un desperdigado asentamiento de la Edad del Hierro, hasta que en el 509 antes de nuestra era se transformó en la ciudad más próspera del mundo, llevando a su madurez el concepto de República como una forma de Estado; y más tarde transformada en el imperio de imperios del planeta que lucía invencible.

Su influencia es interminable, desde las leyes y el derecho del mundo occidental, que son herencias puras del sistema jurídico de Roma, hasta la mayoría de los idiomas que se hablan hoy, incluyendo el castellano, surgido de aquel espléndido latín con el que se redactaron las inmortales obras literarias de Horacio, Séneca y Virgilio.

Supremo Paradigma de la Historia

Junto a su pasado magnificente, Roma es una ciudad espléndida, alegre y moderna, que seduce a los más de 25 millones de turistas que la visitan anualmente. Edificada en torno a las famosas siete colinas cerca de la ribera del Tíber, la ciudad es hoy un aglomeramiento urbano de fascinantes contrastes. Disfrutar tanta belleza desde nuestro Alfa Romeo Stelvio nos deparó una aventura al tope del placer.

Del descomunal centro histórico de Roma sobresale el Foro, la zona central y más antigua, donde se desarrolló la vida pública y religiosa de aquellos tiempos de plenitud. Este santuario arquitectónico reúne sinfín de monumentos, edificios y ruinas importantes: el Templo de Cástor y Pólux, el de Rómulo, el de Venus y Roma, la Basílica Emilia, el Arco de Tito, la Rostra o tribuna desde donde los políticos daban sus discursos a los ciudadanos romanos, la Curia o sede del Senado, el Templo de Vespasiano y Tito, entre otras innumerables edificaciones de inmenso valor histórico.

La Maravilla del Coliseo

Luego de admirar la suprema belleza clásica del arco de Constantino, paradigma de los arcos que más tarde se construirían en el mundo, reservamos una tinta especial al Coliseo de Roma, el monumental símbolo de la urbe, con 2000 años de antigüedad y cruentas leyendas de sus gladiadores. Al admirarlo de frente, vibran en nuestra imaginación sus más de 50,000 fanáticos vociferando en el dramatismo de sus espectáculos, entre animales exóticos, ejecuciones de prisioneros, recreaciones de batallas y combates a muerte… en un edificio tan grande, que dio origen a las palabras Coloso y Colosal.

El emperador Tito lo inauguró con 100 días de juegos, lo que le costó la vida a más de 2,000 guerreros dentro de su inmenso anfiteatro, arquitectónicamente perfecto, declarado una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Sinfín de Atracciones Romanas

Otro de los supremos atractivos de Roma es su soberbio Panteón, dedicado a los dioses romanos, así como el campo de Fiori, pletórico de grandes palacios renacentistas a orillas del Tíber.

Más adelante, llegamos hasta la Piazza de España, una de las favoritas del turista, gracias a sus sobrias arquitecturas y su majestuosa escalinata, para así desembocar en la mítica fontana de Trevi, para muchos el sitio más romántico del mundo, siendo la fuente más grande y deslumbrante de Roma, en una ciudad de por sí famosa por sus mil y una fuentes. Por supuesto que caímos en la tentación de arrojar una moneda en sus aguas, por cuanto asegura la promesa de volver, aunque una cosa sí es muy cierta, cada año se extraen aproximadamente un millón de euros de su fondo, cuyos generosos montos se utilizan para fines benéficos.

El encantador manejo deportivo del Stelvio nos condujo hasta la Villa Borghese, uno de los parques urbanos más grandes de Europa, que supera el Central Park de Nueva York, por su sensible combinación de naturaleza y arte.

Un lugar clave de nuestro recorrido fue el Trastevere, uno de los lugares donde perviven las glorias de la antigua Roma. El aire bohemio y tranquilo de este barrio brinda una de las mejores zonas de tabernas y restaurantes, cuyo generoso menú, aseguran sus parroquianos, ofrece todos los principales platillos que se cocinan en el planeta Tierra.

El Imponente Vaticano

La última etapa de nuestro viaje nos llevó al Vaticano… sencillamente deslumbrante, que recibe al visitante con una de las plazas más grandes del mundo, capaz de a albergar a más de 300,000 personas. La basílica como tal tiene capacidad para 18,000 feligreses, entre cuyas soberbias obras destaca La Pietá de Miguel Ángel y la estatua de San Pedro en su trono. Y por supuesto, uno queda maravillado con la archicélebre Capilla Sixtina, ejecutada por Miguel Ángel, aunque muchos consideran que fue pintada con la ayuda de los arcángeles del cielo… Claro!!!

Alfa-Roma por Siempre

Al final de la ruta, aprisionando el volante de nuestro leal Alfa Romeo Stelvio, exaltamos su experiencia de manejo una vez más, que le han valido su sinfín de premiaciones. La excelencia de su ingeniería, su perfecta distribución de peso 50/50, potencia y rendimiento líderes en su clase, rubrican su distintivo y seductor estilo italiano, que le han ganado su ‘plato aparte’ dentro del segmento SUV premium de tamaño mediano.

Una marca centenaria que atesora en su nombre pasión por la competencia, incontables laureles triunfo y genuina leyenda e historia, sin duda el anfitrión italiano perfecto para un recorrido por su ‘país natal’ a través de Milán, Florencia y Roma, tres grandezas que disfrutamos al máximo placer turístico que uno puede desear.

Acelera

PR Newswire

Ver Todo