×
Avenida 27 de Febrero No. 329 Torre Elite, Santo Domingo DN República Dominicana Código Postal 10147

809.807.1000

info@makinas.do

×

Ni Iron Man… Hennessey convierte la Raptor en un Acorazado Sobre Ruedas

Sigue la Pasión... Síguenos

Sebastian Vidal ∙ 17 febrero, 2021

Sebastian Vidal
17 febrero, 2021

La Ford F-150 Raptor ha caído en manos de Hennessey para potenciar todas sus capacidades habidas y por haber, han decidido envestir a la enorme mákina con una impenetrable coraza.

Si Tony Stark existiera en la realidad, sin dudas tendría a los expertos de Hennessey Performance como íntimos amigos. Es que el trabajo (o hermosa locura) que emplean en cada una de sus propuestas realza de originalidad. Su último ejemplar tuneado es la Ford F-150 Raptor, y para desarrollar la ambiciosa labor propuesta no dudo en pedir ayuda a expertos en blindaje de carros.

A pesar de su experiencia y su predilección a trabajar sobre modelos SUV o berlinas de lujo, AddArmor se ha sumado al proyecto de desarrollar mayor protección a la todoterreno de Ford. Así nace Hennessey Velociraptor by AddArmor, con una armadura Dyneema caracterizada por ser más resistente que el acero de fabricación original de la F-150 Raptor y que el kevlar utilizado generalmente en los blindajes agregados a los vehículos.

Para comenzar se han hechos agregados que permitieron dar luz verde a los agregados pensados; por eso la reversionada F-150 Raptor tuvo que obtener mejoras en su refrigeración, escape, frenos y suspensión, como también reedición de su software interno, para poder hacerse cargo de su pesada y extrema evolución.

¿Cuáles son los resultados finales? Una supercamioneta todoterreno resistente a las balas de una AK-47 y otros artefactos explosivos,  además de obtener refuerzos en sus paragolpes traseros y delanteros, ruedas resistentes a pinchaduras intencionales, y otros extravagantes accesorios como son la sirena, intercomunicadores interior- exterior, y hasta un detector de bombas en el suelo por donde circule.

Pero no todo queda allí, porque increíblemente hay algo más que no podemos dejar de comentarles: Hennessey decidió que su Velociraptor no sólo debía ser un vehículo de defensa, pasivo, y debía también poder tomar al toro por las astas y atacar a quienes se atrevan a enfrentarla: por eso se agregaron sistemas de contraataque de emisión de sonido y hasta electrificación en las manijas de las puertas para dar descargas a quienes se atrevan a tocarla (legalidad a debatirse en otro apartado).

Hennessey Performance y AddArmor ya han puesto a disposición su trabajo para quienes tengan en su poder una Ford F-150 Raptor y quieran transformarla en la nueva Velociraptor… tan sólo por la módica suma de 30 mil dólares.

 

Acelera

PR Newswire

Ver Todo